viernes, 24 de octubre de 2014

 

Idioma English | Português

  • feeds

Usuario
Contraseña
Click aqui para suscribirse



Piden se construya de nuevo el destruido mural "Armonía de mi pueblo" en la catedral de San Salvador

Una controversia se ha desatado, luego que la Iglesia Católica decidiera de manera inconsulta retirar la guirnalda de mosaico, “Armonía de mi Pueblo”, que adornaba la fachada de catedral metropolitana. La obra del artista Fernando Llort fue retirada en los últimos días de diciembre de 2011.

Susana Barrera
San Salvador, miércoles, 4 de enero de 2012

“Alabo la actitud de Monseñor José Luis Escobar Alas (Arzobispo Católico) de pedir perdón, pero le pido se repare el daño que se ha hecho a la cultura y religiosidad del pueblo salvadoreño”, demandó el Obispo Martin Barahona de la Iglesia Anglicana, quien ha dado seguimiento a los hechos.

“Armonía de mi Pueblo” era una especie de guirnalda de vistosos colores, en la fachada principal del templo católico, que representaban la campiña y religiosidad salvadoreña, hecha en piezas de mármol y granito, su construcción fue posible, por la inspiración del artista y por la donación de sendas familias. Se terminó la obra en 1997. 

Con el argumento de que ya la obra se había deteriorado, el arzobispo Escobar Alas dijo que retiraba el mural, aunque posteriormente pidió perdón al pueblo salvadoreño, al artista Fernando Llort y a su familia.

Otras entidades, incluyendo el gobierno, se han solidarizado con Llort, pero la controversia no termina. “Lamento la situación que se ha dado, no comprendo a mi hermana mayor la Iglesia Católica, con tanta sabiduría y no consultar, no meditar, y cometer una prepotencia de esa naturaleza… definitivamente es una falta de respeto a los seres humanos”, reflexionó Barahona.

El sitio en que hoy se erige la catedral, en el centro de la ciudad de San Salvador, es el lugar en donde en el siglo 19 estaba la iglesia colonial de Santo Domingo que fue destruida por un terremoto en 1873. En agosto de 1951 fue consumida por un voraz incendio, desde entonces comenzaron a reconstruirla.

En 1977 el Arzobispo Oscar Arnulfo Romero decide parar las obras de reconstrucción y destinar el dinero a las obras de caridad. El templo se terminó de construir en 1997, y el mural era parte de sus principales atractivos. En su sótano yacen los restos de Monseñor Mártir Oscar Arnulfo Romero. Su fachada ha sido el escenario de numerosas celebraciones populares. En los últimos días se han propiciado protestas por la destrucción del mural.

Esta semana, Fernando Llort y su familia se pronunciaron: “la obra la denominé “Armonía de mi Pueblo”, por sus elementos artísticos, y también porque “armonía” era lo que nuestro país más necesitaba en aquel momento. Monseñor Romero fue una de las personas que Dios utilizó para que yo encontrara inspiración y por eso tenía una dedicatoria especial para él".

"Dediqué más de un año de mi vida para hacer posible el mural y participaron en esa obra muchos artesanos, artistas y arquitectos nacionales y extranjeros. No acepté más remuneración que el costo de los materiales porque sentí que como artista era un privilegio. Fue un honor realizar ese mural y lo hice con especial devoción", aseguró el artista.

"Mucha gente se siente indignada porque sentían que esa obra le pertenecía a todos los salvadoreños. o pienso igual. Ese mural le pertenecía a todos y era una expresión de la cultura salvadoreña. Particularmente, siento que la destrucción del mural es una bofetada desesperanzadora para todos los artesanos y artistas nacionales…” expresó, visiblemente afectado.

Tanto la Secretaría de Cultura de la Presidencia, la familia Llort y la Iglesia Anglicana Salvadoreña, coinciden en que el mural debe construirse de nuevo como una forma de reparar el daño.

Foto: Mural con azulejos del artista salvadoreño Fernando Llort, que adornaba la fachada de la Catedral metropolitana de El Salvador.

Ver más noticias de Susana Barrera

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)
Análisis e información de la realidad socio-eclesial, desarrollo y derechos humanos en America Latina y otras regiones del mundo
Edición en español: Combatientes de Malvinas 1230, 3190 La Paz, Entre Ríos, Argentina
Email: editora@alcnoticias.net
no se puede crear el file ()