domingo, 20 de abril de 2014

 

Idioma English | Português

  • feeds

Usuario
Contraseña
Click aqui para suscribirse



Trece arzobispos latinoamericanos reciben del Papa el palio

El ornamento litúrgico conocido como “palio” fue recibido, de manos del papa Benedicto XVI, por 13 arzobispos latinoamericanos metropolitanos (siete de Brasil, dos de México y uno de Argentina, Guatemala, Perú y Venezuela) nombrados en el último año, en una solemne ceremonia celebrada en el Vaticano la semana pasada.

sábado, 7 de julio de 2012

A la imposición asistió, como ya es tradición, una representación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, por la denominación ortodoxa más importante del mundo.

Estos 13 arzobispos latinoamericanos formaron parte de un total de 44 prelados, de todo el mundo, que lo recibieron en medio de la llamada Festividad de Pedro y Pablo, mientras dos lo recibían en sus respectivas sedes metropolitanas.

El nombre de los arzobispos metropolitanos latinoamericanos son: Alfredo Horacio Zecca, arzobispo de Tucumán, Argentina; Mario Alberto Molina Palma, arzobispo de Los Altos, Quetzaltenango-Totonicapán, en Guatemala; Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara y Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí, en México; el peruano Salvador Piñeiro García-Calderón, de Ayacucho o Huamanga y Ulises Antonio Gutiérrez Reyes, arzobispo de Ciudad Bolívar, República Bolivariana de Venezuela.

El resto de los bendecidos por el atributo fueron nueve de Asia, cuatro de África, tres de Oceanía y ocho de Europa.

En esta ocasión, el rito de imponer el palio, tradición que se remonta al siglo IV después de Cristo, fue previo a la misa. Tal atributo consiste en una banda blanca de lana bordada y de forma circular, que se carga sobre los hombros y desde la cual penden, ante el pecho y en la espalda, dos tiras rectangulares, destacándose en ella seis cruces de seda negra. También suele adornarse con tres clavos metálicos que recuerdan la Pasión de Cristo.

Los corderos, de cuya lana se teje dicha faja, son criados en el convento de Santa Inés, en Roma, siendo bendecidos por el Papa en cada festividad del 21 de enero dedicada a esa santa; mientras las religiosas depositan la banda de lana procesada debajo del altar principal de la Basílica vaticana hasta el mismo momento de la ceremonia de entrega.

Durante la misa, Benedicto XVI expresó que las fuerzas del mal no prevalecerán en este mundo, cuando la clara promesa de Jesucristo emerge, con fuerza, del Evangelio e instó a los obispos a llevar con dignidad tal atributo en fidelidad a Dios y al pueblo creyente; conminados a cumplir con su misión evangelizadora.


FUENTES: AP y WIKIPEDIA
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)
Análisis e información de la realidad socio-eclesial, desarrollo y derechos humanos en America Latina y otras regiones del mundo
Edición en español: Combatientes de Malvinas 1230, 3190 La Paz, Entre Ríos, Argentina
Email: editora@alcnoticias.net
no se puede crear el file ()