lunes, 20 de octubre de 2014

 

Idioma English | Português

  • feeds

Usuario
Contraseña
Click aqui para suscribirse



Fray dominico afirma que las mujeres tienen derecho a decidir frente al aborto

El fray dominico Julián Cruzalta ha dicho, esta semana, que un verdadero Estado democrático no impone “miradas religiosas” para penalizar el aborto, cuando es la propia mujer, en un análisis de conciencia, quien debe decidir sobre la continuidad o no del embarazo.

Tegucigalpa, jueves, 12 de julio de 2012

En una entrevista concedida al diario hondureño El Heraldo, el prelado mexicano asegura que nunca aconsejaría a una mujer que aborte, cuando es su derecho decidir continuar con el embarazo o no, lo cual, por supuesto, se opone a la política de la Iglesia Católica de que solo Dios es el encargado de tomar la decisión final ante la nueva vida que se gesta.


El sacerdote, que patrocina el Centro de Derechos de la Mujer y la organización Católicas por el Derecho a Decidir de México, quien es ponente en el foro actual que se lleva a cabo aquí bajo el título de “Estado laico y anticoncepción  de emergencia en Honduras”, expresó a ese diario que se trata de un asunto en el cual solo deben decidir los implicados con absoluta libertad de conciencia.

“La libertad de conciencia es un concepto básico y en la tradición católica es algo sagrado. Desde mi conciencia, yo sería incapaz de decirle a una mujer que aborte, porque no es mi conciencia, en este aspecto. Habría que preguntarle a la mujer sus necesidades, su cuerpo, su situación”, expresó argumentando que “es un caso tan polémico que no se puede generalizar, por eso los estados deben garantizar leyes que no violen las libertades de conciencia”.

Ante la pregunta de si abortar no va contra el principio básico del mandamiento que dice “No matarás”, Cruzalta manifestó que “yo estoy hablando de un derecho humano que se llama libertad de conciencia y esa es mi postura, no estoy hablando de mi postura religiosa. Si usted es religioso y da esa mirada religiosa (entonces) no estará sobre (el derecho humano), el problema es que el Estado no puede imponer miradas religiosas, eso les toca a las iglesias”.

Sobre si sería mejor que no se penalizara el aborto comentó que “no es la función del Estado evangelizar, es dar libertades y derechos a todos sus ciudadanos (…) En el mundo democrático, la gente religiosa vive su religión, pero es asunto personal, no del Estado; en el mundo antidemocrático, como es el caso de ustedes en Honduras, el Estado toma decisiones por las personas, que no le corresponden.

Finalmente, ante la pregunta de si su postura es la misma sobre el uso de los anticonceptivos, el dominico mexicano expresó que todos esos aspectos éticos él los remite a la libertad de conciencia, como expresión de respeto a los derechos humanos, cuando los estados deben garantizar esas libertades de conciencia para que las personas asuman la mejor decisión para sus vidas.

FUENTE: El Heraldo de Honduras

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)
Análisis e información de la realidad socio-eclesial, desarrollo y derechos humanos en America Latina y otras regiones del mundo
Edición en español: Combatientes de Malvinas 1230, 3190 La Paz, Entre Ríos, Argentina
Email: editora@alcnoticias.net
no se puede crear el file ()