sábado, 25 de octubre de 2014

 

Idioma English | Português

  • feeds

Usuario
Contraseña
Click aqui para suscribirse



RELACIÓN Y TRATO DE JESUS A LAS MUJERES

Por Telésforo Isaac

Santo Domingo, viernes, 20 de julio de 2012


Diariamente nos enteramos que hay continuas y crecientes hechos de agravios, violencias síquicas y físicas de géneros, muertes perpetradas por esposos, compañeros conyugales y novios.

Es tiempo de reflexionar e imitar a Jesús, para que cese la violencia  y que reine paz, concordia y buenas relaciones filiales entre hombres y mujeres.   

La relación y el trato de Jesús con mujeres, fue una modalidad  de consideración a la mujer. Este testimonio debe ser inculcado a chicos y grandes e imitado hoy por todos nosotros.  He aquí unas citas que pueden tomarse como muestras de  testimonios:  La lectura del Evangelio según San Juan 4: 1-42, nos cuenta la historia de Jesús y una samaritana. Aquí Jesús dio demostración de que: respetó la dignidad de toda persona y no tuvo preferencias por las razas o las creencias tradicionales de la religión.  

En la porción de San Marcos 7: 24-30: Una mujer que era extranjera de nacionalidad sirofenicia fue y rogó a Jesús que sanara a su hija. Después de un dialogo un poco tenso  entre el profeta judío y  la extranjera, Jesús le dijo: “Has hablado bien, puedes irte. Tu hija ha sido sanada”.

En el evangelio según San Juan 8: 3-11, Jesús da seguridad de exculpación a una mujer
acusada de adulterio. Este es uno de los hechos de mayor trascendencia  de   su relación y trato con la mujer. Esta fue acusada por los maestros de la ley y los fariseos, quienes la llevaron a Jesús alegando que la habían sorprendido cometiendo adulterio. (No llevaron al hombre con quien supuestamente cometía el acto, sólo  a ella). Jesús descalificó a los doctos representantes de la ley y la religión, diciéndoles: “Aquel de ustedes que no tiene pecado, que le tire la primera piedra”.  A la mujer le dio seguridad de exculpación, diciéndole: “Tampoco yo te condeno;  ahora vete, y no vuelvas a pecar.
En San Lucas 8: 1-3; San Juan 19: 24-27; San Juan 20: 1-18; están datos de la relación de Jesús con María Magdalena. “Jesús anduvo por muchos pueblos. Los doce discípulos le acompañaban, como también algunas mujeres, entre ellas iba María, la llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios”. Ella estuvo en compañía de María, la madre del Señor Crucificado. Fue ella la primera persona que vio a Jesús resucitado. El Señor le encomendó, dar la noticia del Cristo vivo.

En San Juan 12 1-8, tenemos la familiaridad de Jesús con Marta y María. El quería mucho a Marta y a María. Esta María fue una de las mujeres en los evangelios, que derramó perfume sobre los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. Ante el reproche de Judas Iscariote por el derroche de un perfume  caro, Jesús le dijo: “Déjala, pues lo esta guardando para el día de mi entierro”.

Es obvio que la benevolencia, el amor, y la genuina compasión que Jesús demostró en su relación y trato  con mujeres de su época, es digno de ser imitado por los hombres de este tiempo.
 
 Telésforo Isaac
Obispo Emérito Iglesia Episcopal/Anglicana
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)
Análisis e información de la realidad socio-eclesial, desarrollo y derechos humanos en America Latina y otras regiones del mundo
Edición en español: Combatientes de Malvinas 1230, 3190 La Paz, Entre Ríos, Argentina
Email: editora@alcnoticias.net
no se puede crear el file ()